Espiritualidad y vida wellness

Cuánta razón sigue teniendo Marco Aurelio, el sabio emperador romano y a quien se le atribuye la frase: “quien vive en armonía consigo mismo, vive en armonía con el universo” . Y es que cada vez más y en distintos ámbitos de la vida escuchamos cosas parecidas. En mi opinión, todas tienen que ver con el espíritu, que no la religiosidad necesariamente. Por eso, y aprovechando las fiestas decembrinas, hoy te hablaré un poco sobre espiritualidad y vida wellness, pues para encontrar el bienestar se debe empezar desde el interior. 

La paz interior es un pilar de nuestro bienestar integral.

Si recuerdas en los primeros posts te hablé en varias ocasiones sobre lo que es el wellness. También te comenté, de manera general, los niveles que lo construyen, el físico o fitness y el bienestar o wellbeing. El nivel físico se refiere a estar en forma, ejercitarnos y alimentarnos lo más sanamente posible, claro que un gustito de vez en cuando y con moderación, no nos hace nada mal. Esto lo puedes lograr con ejercicios de distintos tipos, yendo al gimnasio, haciendo caminata, natación, o cualquier deporte que te guste. Además la asesoría de un especialista en nutrición siempre es de gran ayuda.

El nivel del bienestar, se refiere a sentirte bien contigo mismo y con tu entorno. Sentirte feliz con lo que haces en tu trabajo, con tu vida personal , por supuesto con tu familia y amigos. Y, aunque también es necesario para tu vida salir de vez en cuando del estrés, no es éste el último paso. Además de eso, está la cuestión espiritual, importantísima para alimentar nuestro interior y, junto con el bienestar físico, llegar a un verdadero estado wellness.

La espiritualidad muchas veces es malentendida como una característica propia o exclusiva de la religiosidad, pero, déjame decirte que no necesariamente. Pero, ¿qué es la espiritualidad? Empecemos por ahí…

La espiritualidad es un concepto que ha sido tratado desde diferentes disciplinas, como la filosofía y es en ocasiones definida como

la parte de la consciencia humana que está ligada a la trascendentalidad, es decir a algo superior al ser humano

Puede relacionarse o no con el ser religioso, independientemente de la religión de que se trate. Es considerada también como un valor positivo, pues es aquella parte de nosotros que nos dirige según una ética y moral determinadas.

¿Espiritualidad y wellness?

Pues sí. Tal como los músculos necesitan ejercitarse para estar fuertes, la espiritualidad precisa de entrenamiento y se logra conforme a la práctica.  La espiritualidad nos ayuda a conducirnos anteponiendo valores y principios, pero también actitudes que aportan a nuestro bienestar. 

De esta manera, la espiritualidad, la cual se logra conforme a un proceso de entrenamiento mental, emocional y espiritual -valga la redundancia- nos permite tener mejores relaciones con lo que nos rodea. Al sentirnos bien con nuestro entorno y en paz con nosotros, estamos cada vez más cerca de llegar al estado wellness, ese estado de bienestar físico, emocional y mental que te mencioné en los primeros posts. 

Así que, ¿por qué no poner como propósito de vida, no sólo de año, fortalecernos espiritualmente? Esto lo puedes lograr de muchas maneras, pero, en mi opinión, lo mejor es tratar de mantener una actitud optimista (sí, aunque a veces cueste…). También te ayudará ser paciente contigo mismo, dejar de lado el ego y tener siempre en mente que todo empieza y termina. En la medida que vayas ejercitando esto, ten por seguro que encontrarás más rápido tu propia paz interior y con el exterior. 

Existen profesionales dentro del wellness que seguramente pueden ayudarte si no sabes por dónde empezar. Ahora que si tú eres uno de ellos y estás ansioso por compartir tu conocimiento con otros, no dudes más y regístrate con nosotros. Crea tu perfil en WellTalent y deja que el empleo te encuentre a ti. 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *